100 ideas que cambiaron el Cine: El Studio System

0

Los estadounidenses no inventaron el studio system, que integraba muchas de las distintas operaciones de la producción y la distribución de películas, pero hicieron de él un uso eficaz. Al industrializar la producción cinematográfica, Hollywood fue capaz de satisfacer la demanda doméstica, dominar el mercado internacional y reinventarse a sí mismo ante las crisis periódicas.

paramount

Vista de los estudios Paramount y su famosa puerta Bronson en Marathon Street, único estudio que hoy en día sigue radicado en Hollywood.

Idea n° 27 | El Studio System: El Arte como Industria

Principalmente gestionados por magnates de ascendencia europea, los estudios de Hollywood estaban divididos en lo que se conoce como los cinco grandes: Metro-Goldwyn-Mayer, Paramount, Warner Bros, 20th Century Fox y RKO, y también los tres menores que eran, Universal, Columbia y United Artists, además de las distintas “colmenas” de Powerty Row.

La mayoría se había formado por medio de fusiones la década de 1920, y los financieros de Nueva York no sólo habían mantenido la solvencia de los estudios durante la Gran Depresión y la transición al sonido, sino que habían impuesto restricciones operativas y ético-políticas para garantizar que Hollywood ratificara “el estilo americano” e hiciera dinero.

Para este fin, los principales estudios concibieron la integración vertical, que les permitía producir sus propias películas, proyectarlas en sus cadenas de cines y distribuirlas a los exhibidores externos por paquetes.

RKO

El estudio RKO, en Gower Street, que fue adquirido en 1957 por la empresa Desilu TV, de Lucille Ball, antes de fusionarse una década más tarde con la vecina Paramount.

El poder creativo descansaba en los directivos de los estudios y sus unidades de productores de confianza. Los presupuestos ajustados y las planificaciones de los rodajes limitaban la espontaneidad, pero, aún así, surgieron autores con talento, al lado de los trabajadores especializados que se ceñían a los guiones y los storyboards, en la manufactura de películas de prestigio, películas de serie B y seriales, así como cortometrajes de animación y de acción real.

También se permitió a unas cuantas estrellas que demostraran su versatilidad, pero la mayoría acabaron identificándose con los distintos géneros, que eran el producto básico de una fabricación en serie de entretenimiento con un común denominador, diseñado para erradicar los riesgos que comportaban las películas artísticas. Gran parte de la producción se realizaba en los entornos controlables de los platós interiores y exteriores de los estudios.

Cada estudio tenía su propia personalidad, pero Hollywood era una comunidad vinculada por una rivalidad cooperativa, así como ideales y prácticas comunes. En consecuencia, en la gran mayoría de las 7.500 películas producidas entre 1930 y 1945 se hizo uso de una linealidad de causa y efecto, así como de un montaje de continuidad invisible que garantizara la accesibilidad de la acción que entre 1934 y 1968 puso en práctica la Motion Picture Producers and Distributors Association of America para impedir la interferencia de grupos de presión externos.

Pero el studio system empezó a resquebrajarse cuando los efectos de la aparición de la televisión, el incremento de los costos, el Comité de Actividades Antiamericanas y los decretos Paramount se hicieron sentir en el período de posguerra. Se introdujeron el color, el estéreo, la pantalla panorámica y el 3D en un intento por recuperar audiencia.

Se abandonó la producción en masa en favor del alquiler de instalaciones a cambio de los derechos de distribución como parte de acuerdos de paquetes con productores y estrellas independientes, así como agencias de talentos. RKO cerró en 1957 y el fracaso de varias megaproducciones repletas de estrellas en la siguiente década hizo que los estudios quedaran a merced de las multinacionales. La des-regulación y el boom de las películas taquilleras propició una segunda ronda de adquisiciones en la década de 1980, lo que re posicionó los estudios dentro de multinacionales que abogaban por el marketing sinérgico. Aún así, se han mantenido los viejos nombres, y las nuevas tecnologías y las estrategias de lanzamiento han permitido que Hollywood amplíe tanto su influencia internacional como su participación en el próspero mercado del entretenimiento doméstico.

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Comunicador Audiovisual. Docente algunas veces por semana. Donante de órganos y fundador de esta humilde comunidad. Las cosas personales las publico en www.bassofia.com

Leave A Reply