Angus Wall y Kirk Baxter: Tienes que ser muy crítico con todo lo que ves.

0

Los Dichos del Editor comienzan este nuevo mes con una promoción de 2×1. En esta oportunidad tendremos a Angus Wall y Kirk Baxter. ¿Por qué? Bueno, ellos son los estrechos colaboradores de las últimas películas de David Fincher como Zodiac y The Social Network, película con la cual se hicieron merecedor de un Oscar a mejor montaje. ¿Les parecen pocos créditos para estos muchachos?

Sus dichos en esta ocasión versarán sobre como es trabajar con Fincher, como enfrentar el desafío de editar y como fue montar la conversación inicial de The Social Network.

3855392-3x2-940x627

Angus Wall: Creo que el montaje es uno de los pocos aspectos del cine donde puede ser muy beneficioso ser más de una personas. Pero tienen que ser las personas adecuadas, y debe tratarse de una alianza basada en la generosidad y la gentileza, no en la competitividad. Sé que hay directores que provocan la rivalidad de los montadores, y esto puede ser muy perjudicial para las relaciones de todo el equipo. Kirk y yo tenemos muchísima suerte porque ambos trabajamos de la misma manera; avanzamos hacia un objetivo común, que consiste en iluminar la historia, y trabajamos con un director, David Fincher, que es constructivo en lugar de destructivo.

Kirk Baxter: Nada es personal con David. Bueno, todo es personal y al mismo tiempo nada lo es. Se trata de ayudar a la película, y siempre digo que David y el filme son una y la misma cosa. Cuando critica tu trabajo, en realidad se está criticando a sí mismo, y está luchando para que el material sea perfecto y simple. El trabajo es muy fácil si se tiene presente todo esto.

Wall: Las personas aportan distintas cosas a un proyecto. El montaje parece ya mecánico, que básicamente consiste en construir una escena y seleccionar los mejores elementos. Pero siempre es bueno estar en un entorno en el que lo que puedas aportar, aparte de la habilidad mecánica, sea algo brillante. David es tan bueno en los oficios de todos los demás que lo único que cabe esperar es que, si vas a trabajar con él, puedas aportar algo por ti mismo.

Baxter: Es difícil superar a David en el montaje inicial de una escena. Él lo ha rodado todo, y sabía exactamente lo que buscaba. Así que al principio, intentamos ponernos a su altura. Pero cuando la pelota empieza a rodar  las escenas empiezan a unirse es cuando comenzamos a disfrutar de verdad.

Wall: Seguro lo citaré mal, pero Walter Murch dice que cuando dejas de verte a ti mismo en el trabajo, es cuando empiezas a llegar a alguna parte. La mayor parte del tiempo, en las películas de David, tratamos de no estar en medio de la historia. Intentamos dejar que el público se pierda en las palabras y en las interpretaciones. Ése es siempre nuestro objetivo.

Baxter: El trabajo de David suele construirse sin costuras porque rueda mucho material e insiste en la continuidad, en no cruzar la línea a menos que sea realmente deliberado. Para ser conocido por ser bastante agresivo fílmicamente, respeta muy bien las leyes cinematográficas.

Wall: La cobertura de The Social Network (2010), por ejemplo, parece muy sencilla. Pero si se observa las escenas de la sala de reuniones, la forma en la que están organizadas es muy sofisticada. Pero no es llamativo. Parece carne con patata, pero en realidad es buey bourguignon.

Baxter: Vi cómo llegaba a buen término en la escena hacia el final de la película en la que Mark Zuckerberg habla por teléfono con Sean Parker, que está en la comisaría. Mark está a un lado del cuadro hablando sin parar, y entonces se empuja con la silla al otro lado del cuadro. Sean entra en escena, haciendo una coreografía similar desde el otro lado del cuadro. Y esos planos se unen sin costuras, de forma que ambos están siempre en lados opuestos cuando están hablando. David bloqueó esas cosas para que tan pronto como alguien llega a un lado del cuadro puedas cortar instantáneamente, y fue muy útil. Es buenísimo, nos da el material y al final somos nosotros los que parecemos listos.

Wall: Fue divertidísimo montar la escena inicial de The Social Network, porque sólo hay dos personas, y no había ningún sitio en el que esconderse como montador. Y no había por qué ocultarse, porque las interpretaciones de Jesse Eisenberg y Rooney Mara son buenísimas. Además, era una escena muy importante, porque establece el tono del resto de la película –es una especie de advertencia para los espectadores, para que sepan que tendrán que estar atentos a lo largo de la película.

Baxter: Recuerdo cuando nos llegó esa escena. Como los dos trabajamos al mismo tiempo, cada vez que se rodaba material de un día, a la mañana siguiente alguien estaba listo para empezar, lo que es fantástico. Sigues el ritmo del rodaje cuando dos personas están montando. Yo estaba trabajando en la escena de la fiesta caribeña, así que cuando llegó la escena inicial, Angus dijo: «Me la quedo». Parecía sólo un día más de material, pero cuando empezó a trabajar en ella, se convirtió en un trabajo de un mes, o de unas semanas.

Wall: creo que me llegó sólo dos días juntar todas las piezas, hacer que todas las palabras encajaran, y luego tuve que concentrarme durante tres semanas para hacer un montaje definitivo. Había tres montajes y dos cámaras en cada montaje, y probablemente unas sesenta repeticiones de la escena, que dura poco más de seis minutos. La dividí en cinco secciones, porque si hubiera abordado todo el material a la vez, probablemente me habría explotado la cabeza. Traté cada sección como si fuera una escena entera, y luego uní las partes, comprobé lo mal que me había salido y comencé a perfeccionarla y a mejorarla.

Cuando ves el material de David, una toma tras otra, de entrada no es evidente qué es lo mejor. No es comoBilly Wilder, que era famoso por rodar una toma divertida de algo, luego otra neutra de otra cosa y después otra ligeramente triste. David siempre avanza hacia una dirección concreta, y el espectro en el que se mueve es muy estrecho. Es muy específico sobre lo que quiere. Empiezas a darte cuenta de esto cuando compartimentas los dailies y comparas las repeticiones de los diálogos. Creo que hay que mejorar el detector de tonterías cuando uno está viendo dailies. Tienes que ser capaz de decir «No me creo esta interpretación», o «puede que me la crea, pero voy a buscar algo mejor». Tienes que ser muy crítico con todo lo que ves.

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Personaje translumínico, hiperbóreo y superfluo. Pasa su tiempo entre el aprendizaje, la enseñanza y la lectura, literaria y Audiovisual. Experto haciendo panqueques.

Leave A Reply