Cine: Las Películas de Serie “B”

1

Producidas con presupuestos limitados, con repartos y equipos de segunda fila, y a menudo careciendo de originalidad y técnica, las películas de serie B eran producidas en masa tanto por los estudios como por productoras independientes, y fueron cruciales en el desarrollo estético y la viabilidad económica de las industrias cinematográficas de todo el mundo.

Cartel en español de "La Mujer Pantera" [1942], la primera de las 9 películas de terror de serie B producidas por Val Lewton.

Cartel en español de “La Mujer Pantera” [1942], la primera de las 9 películas de terror de serie B producidas por Val Lewton.

Hoy es un nuevo martes de esos en que revisamos la historia  junto a las 100 ideas que cambiaron el Cine. Como siempre, sigue leyendo después del salto y no olvides compartir con tus amigos para ser más cool!

Idea n° 52 | Las Películas de serie B: Cine de segunda fila

Con sus orígenes en las piezas de bajo presupuesto lanzadas por Universal con Bluebird, Red Feather y Butterfly en la primera década del siglo XX, las películas de serie B de Hollywood permitieron rentabilizar al máximo el uso de las instalaciones y el personal, al tiempo que garantizaban que se proporcionase un entretenimiento estable mayoritario en las salas de barrio, cuyo público no siempre apreciaba las sutilezas de las obras de más prestigio.

La serie B se convirtió en el ingrediente básico de los programas de Cine durante la gran depresión en Estados Unidos. La desaparición de los espectáculos de Cine-variedades, que ofrecían interpretaciones en directo como complemento de la cartelera de cine, y el declive de la asistencia semanal de público, que pasó de 110 millones a 60 millones entre 1930 y 1933, suscitó la decisión de añadir una atracción de una hora a los dibujos animados, noticiarios y cortometrajes que ya complementaban la película principal con el fin de ofrecer más contenido por el precio que pagaban los espectadores de las sesiones matinales, que a menudo preferían la cantidad a la calidad. La película de serie B costaba entre 70.000 y 80.000 dólares en una época en que muchas salas cambiaban de cartel dos veces a la semana.

Rodada en sólo 3 semanas, "Labios de Sangre" [Lévres de Sang, 1975], de Jean Rollins, es un ejemplo soberbio de las películas de terror erótico de serie B que se produjeron en las décadas de 1960 y 1970.

Rodada en sólo 3 semanas, “Labios de Sangre” [Lévres de Sang, 1975], de Jean Rollins, es un ejemplo soberbio de las películas de terror erótico de serie B que se produjeron en las décadas de 1960 y 1970.

En la década de 1930, el 75% de la producción de Hollywood era de largometrajes de segunda; tanto los estudios principales como los menores crearon sus propias unidades de serie B que, invariablemente, se adherían a los diferentes estilos de cada estudio y reciclaban viejos argumentos, decorados e imágenes de archivo, al tiempo que proporcionaban empleo a aspirantes y veteranos contratados.

Las piezas más populares eran westerns, películas de suspenso y comedias, que suscitaron el inicio de series con personajes tan durables como Hopalong Cassidy, Charlie Chan, Falcon, Blondie y la Mexicana Explosiva.

Pero mientras las series de la MGM de Andy Hardy y Dr. Kildare estaban tan bien acabadas como las películas de serie A de sus rivales, la producción de Poverty Row de Monogram, Republic, Grand National o Producers Releasing Corporation se adhirió a fórmulas más baratas y animadas que moldearon los géneros de terror, ciencia ficción y cine negro.

De vez en cuando, algún productor como Val Lewton, de RKO, creaba algún éxito de público o algún clásico de culto. Pero mientras que muchas estrellas y directores de primera fila empezaron en las películas de serie B, artesanos fiables como Edgar G. Ulmer, Phil Karlson, Sam Newfield, Lew Landers, William Beaudine y Joseph Kane pasaron gran parte de sus carreras profesionales en Gower Gulch antes de cambiar a la televisión después de que una combinación de factores, como los decretos Paramount, el alza de los costos, la mayor duración de las películas y el cambio al color , acabara con la producción tradicional de serie B a comienzos de la década de 1950.

En un par de años, sin embargo, Allied Artists y American Independent Pictures desencadenaron una nueva ola de películas de serie B que atrajeron a un público juvenil deseoso de un tipo de cine a la contra más subido de tono, que acabó conociéndose como de “explotación”.

Ed. Wood

Si hablamos de cine B o también conocidas como B Movie, no podemos olvidarnos del único y más grande bodrio de todos los directores en la historia del Cine [hoy en día de culto para muchos], el nunca bien ponderado Edward D. Wood. Acá les comparto la primera parte de Plan 9 del espacio exterior con subs en español para que puedan apreciar su trabajo. De todos modos si no tienen problemas con el idioma, también está completa en youtube.

Empresarios como William Castle, Edward D. Wood Jr. y Roger Corman fomentaron la moda de las películas de adolescentes, de terror gore, de criaturas, de monstruos, de motoqueros y desnudos, que se proyectaban en autocinemas y grindhouses, y que provocaron la desaparición del Código de Producción y la vuelta a la libertad de expresión en el cine estadounidense, vedada hacía mucho tiempo.

Las películas de serie B no fueron exclusivamente un fenómeno estadounidense, pues se habían estado produciendo en todo el mundo. Sin embargo, no solían exportarse antes de que aficionados como Quentin Tarantino popularizara las tradiciones asiática y latinoamericana durante el boom indie de la década de 1990, que revivió el espíritu de serie B.

Posteriormente, la mayor accesibilidad a los equipos de filmación ha suscitado la producción de películas de serie Z por parte de aspirantes a autor para festivales especializados y sellos de DVD, así como para su lanzamiento online.

Ahora es tú turno para nombrar tu película favorita del género, que seguro la tienes. Los comentarios están disponibles!

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Comunicador Audiovisual. Docente algunas veces por semana. Donante de órganos y fundador de esta humilde comunidad. Las cosas personales las publico en www.bassofia.com

1 comentario

  1. Gillard is part of a Zionist-controlled faction and has done a few of the free politician and journalist trips to Israel for &quno;educatioo&qutt;. She is a traitor to Australia and deserves the fate of traitors, as do the others in her faction. Australia is under the heel of Zionist control of government and media like any other Western nation.

Leave A Reply