Historia de una película olvidada en un teatro

4

Hace un par de años atrás, en el ecuador de mi formación como audiovisual, se realizó una de las quizás más interesantes muestras cinematográficas en mi casa de  estudios. En dicha ocasión se exhibió la película  “Canta y no llores corazón o el precio de una Honra”, película nacional que data de 1925 y que fue realizada por el español afincado en Concepción, Juan Pérez Berrocal.

canta

Pese a lo que uno podría imaginar, la industria cinematográfica chilena, en las primeras décadas del siglo XX fue bastante cuantiosa, llegando a producirse 16 films en 1925, una cifra que recién se vino a superar el 2008, año en que se estrenaron 22 películas.

Bajo esta bonanza es que el español ya citado, entabla amistad con Bartolomé Giraudo, lo que permitió la creación de Apolo Films, la primera empresa cinematográfica de Concepción y que produjo 3 películas entre 1924 y 1925 siendo la última de ellas la que nos convoca en esta ocasión,  “Canta y no llores corazón o el precio de una Honra”.

La película, como muchas de esa época, terminó en pésimas condiciones debido a la poca previsión de la gente a su cargo, que no tomó las medidas necesarias para su conservación, algo que se repite en todo ámbito de cosas en este país.

Pero no todo es malo. Quizás la alegría no llegó pero si el interés por el rescate patrimonial que significan estás películas, y aunque no se han podido encontrar y restaurar toda la producción de aquellos años, el trabajo rescatado nos habal del gran impacto que tuvo el cine en el Chile de hace más de 90 años.

El documental que le da título a esta entrada habla sobre como fue el proceso de restauración de “Canta y no llores corazón …”, donde vemos a los responsables de esta titánica labor, entre los que destaca la arqueóloga del cine chileno, Carmen Brito.

Imperdible para todos los relacionados con el mundo del cinematográfico y el audiovisual y especialmente aquellos que disfrutan de las historia del séptimo arte, y más aún del chileno.

Para ir terminando dejo algunas sencillas preguntas, ¿Han visto películas chilenas de esta época? ¿qué les han parecido y qué opinan del trabajo de restauración de estas?

Saludos.-

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Personaje translumínico, hiperbóreo y superfluo. Pasa su tiempo entre el aprendizaje, la enseñanza y la lectura, literaria y Audiovisual. Experto haciendo panqueques.

4 comentarios

  1. Estimados,

    Les dejo acá un texto que aborda el cine mudo chileno; en éste se menciona a “Canta y no llores” así como también todo el asunto de la conservación. Este texto en particular no lo hice en esta ocasión yo pero sí participé en el rescate de los muchos textos que están en este especial sobre el cine chileno de los años ’20. Se los dejo. Saludos.

    http://www.cinechile.cl/crit&estud-324
    http://www.cinechile.cl/crit&estud-326

  2. Que bueno que hagamos memoria con esto. Y vaya que es aberrante lo ignorantes y despreocupados que somos respecto nuestra producción cinematográfica. En Chile se hizo cine desde 1897 y, claro, muy poco se preservó; pero no hubo década en la que no se haya realizado (tanto ficción como documental o “actualidades”, o incluso animación “Transmisión del mando” de 1921). Creo que gran responsabilidad de esto la tienen de partida nuestros docentes; es vergonzoso que no exista un ramo de cine chileno en las carreras de audiovisual o cine.

Leave A Reply