Adiós Ray Harryhausen, otra leyenda del cine se ha ido

1

Otra leyenda del cine ha partido, un verdadero “titán”. Ray Harryhausen es un nombre que evoca imaginación pura y una época más simple, una donde la magia existía. Cuando pienso en Harryhausen, recuerdo imágenes de épicas jornadas de heroísmo y aventura que se vivían en reinos olvidados llenos de criaturas y seres fantásticos.

RayHarryhausen-skeleton

Pero de seguro hay gente y lectores de Editando que no conocen la vida y obra de Harryhausen por lo que dedicaremos este espacio a su figura y a su legado.

Ray Harryhausen y su legado en el cine

Hoy, recordamos al especialista en efectos especiales, pero que es más que eso, porque su propia persona se convirtió en sinónimo de lo que es el arte de la animación en stop-motion.

No recuerdo cuando fue que vi mi primera película de Harryhausen, pero de seguro fue en las recordadas [y añoradas]Tardes de Cine. Pero si sé que fue Jason y los Argonautas, donde esos héroes con sus escudos, dioses caprichosos y esos esqueletos reanimados… cómo la imaginación de un niño no se iba a emocionar!

Ray, como todos, tuvo una persona que lo inspiró e impulsó a involucrarse en el mundo de la animación, hablamos de Willis O’Brien, a quienes muchos recordarán por su trabajo en King Kong [1933] y la película muda de 1925 “El Mundo Perdido”. Harryhausen comenzó a hacer sus primeras películas cuando era un joven, construyendo sus propios modelos y escenarios, aprendiendo de forma autodidacta técnicas de animación a puro ensayo y error.

Cuando cumplió los 18 años, comenzó a trabajar en su primer proyecto ambicioso, una película de dinosaurios que no terminó, titulada “La Evolución de la Tierra”, proyecto que iba a ser una historia sobre los inicios del mundo. Su parte favorita era la de los dinosaurios e inició su metraje con ellos. Este fue un proyecto ambicioso y la máxima aspiración en su juventud, que nunca llegó a terminar, llegando la duración del mismo a los escasos tres minutos. Esta pequeña película se convirtió para Harryhausen en carta de presentación cuando, más tarde, buscó trabajo como animador profesional.

También comenzó a hacer contactos. Harryhausen formó una sociedad de apreciación mutua con un joven llamado Ray Bradbury. Eventualmente Ray tuvo el coraje de ir en busca de Willis O’Brien y siguiendo el consejo de este, Harryhausen se matriculó en “Los Angeles City College”, tomando clases de arte y anatomía. En 1940 comenzó su aprendizaje profesional trabajando con el productor George Pal en una serie de cortometrajes titulado Puppetoons.

Los monstruos icónicos de Ray Harryhausen

Un tributo al maestro más grande de la animación y los efectos especiales en este video compilatorio con sus creaturas más icónicas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Harryhausen se enroló en el ejército y fue asignado para trabajar con el Coronel Frank Capra, [¿les suena 😛 ?] en su serie de películas de propaganda para la Oficina de Guerra de los Estados Unidos.

Tras dejar el servicio, Harryhausen usó los rollos de película descartados que el manejó para mejorar sus habilidades creando una serie de cortos con títeres basados en cuentos de hadas. También trabajó en material propio, proyectos extraños que no llegaran a puerto, y en una adaptación de “La Guerra de los Mundos” de H.G. Wells.

Su primer gran trabajo llegó en 1947, cuando O’Brien lo contrata para que trabaje en Mighty Joe Young, una suerte de plagio de King Kong pero con un gorila de cuatro metros. A pesar que Harryhausen fue puesto en los créditos como asistente de animación de O’Brien, era de conocimiento popular que éste estaba más preocupado de temas financieros y que en definitiva todo el trabajo concreto lo realizó Ray.

Mighty Joe Young no sólo fue un éxito a nivel comercial sino a nivel personal para Harryhausen porque a partir de este momento la carrera del mago de la animación no parará. Así es como llegan títulos como, The Monster From Beneath The Sea, que sería su primer trabajo en solitario.

Con el paso de los años se irían sumando  It Came From Beneath The Sea [1955], The Animal World [1956], donde Harryhausen trabajaría una vez más junto a Willis O’Brien; Earth Vs. The Flying Saucers.

Los viajes de Simbad [1958] fue la primera película en color en la que participó Harryhausen, además de ser la primera de muchas colaboraciones junto con el genio compositor Bernard Herrmann. En 1963 llegaría la fantástica Jason y los Argonautas, la película más grande alguna vez hecha según Tom Hanks y razón no le falta.

Furia de Titanes [1981] fue la última película en la que trabajó y que también dejó una huella indeleble en la mente e imaginación de más de una generación, ¿o acaso la Medusa no les produce nada?

Ray Harryhausen: El cine fotograma a fotograma

Todo lo anterior se complementa con imágenes en este documental sobre el genio del StopMotion, producido en 2005 y emitido por el canal Cinemanía de Canal+. Disfruten!

Ray Harryhausen fue más que un simple maestro de los efectos especiales. Fue un narrador sublime. Pese a que no dirigió ninguno de los filmes famosos en los que participó, esas películas le pertenecen más a él que a los directores que las filmaron. Eso no es un insulto o desprecio al talento que pusieron esos realizadores, es sólo un testamento de la imaginación de Ray y de su particular visión, que brillaba en cada una de las películas en las que trabajó.

Tal y como ocurre con el Poltergeist de Tobe Hooper. Mucho se discute sobre quien la dirigió realmente, si él o Spielberg. Pero lo cierto es que el estilo de Spielberg se siente en casi cada plano de la película.

Lo mismo ocurre con el trabajo de Harryhausen. Mientras la reputación de muchos artistas ha disminuido con el tiempo, la de Ray siguió fuerte hasta el final, a pesar de  llevar casi treinta años fuera de la industria.

Adiós, Ray. Hiciste que la imaginación de muchos se encendiera con tu pasión y creatividad. Has peleado la buena batalla, contra esqueletos, dinosaurios y monstruos. Ya puedes descansar.

¿Cuál es tu película más recordada del maestro?

Esperamos como siempre tus comentarios!

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Comunicador Audiovisual. Docente algunas veces por semana. Donante de órganos y fundador de esta humilde comunidad. Las cosas personales las publico en www.bassofia.com

1 comentario

  1. “The Valley of Gwangi” (1969), que quizás no es su película más conocida pero es probablemente la primera que vi cuando muy niño y pasé AÑOS tratando de averiguar su nombre (en una época pre-internet) para poder conseguirla de nuevo AÑOS más tarde (a través de internet). Tengo una docena de sus películas y me encantan todas.

    Lobo.

Leave A Reply