Los Oscar

0

Cada martes revisamos una nueva idea, de las 100 que cambiaron el cine, para hoy, el turno lo tiene una premiación que se apresta a tener su versión 2013 el próximo 24 de febrero, los premios de la academia, los afamados Oscar. Su historia y desarrollo a lo largo de los años, se los entregamos como siempre, después del salto.

1950_Oscars

Durante la década de 1950, la ceremonia anual de los Oscars se celebró en el Pantages Theater, situado en Hollywood Boulevard.

Idea n° 32 | Los Oscars: La alfombra roja

Los premios los creó en 1927 la Academy of Motion Picture Arts and Sciences [AM-PAS] en un intento de consolidar una nueva comunidad artística y técnica en el seno de Hollywood que ayudara a limitar la creciente influencia de los sindicatos, a combatir el afán censor de ciertos grupos de presión religiosos y conservadores, así como a legitimar y optimizar el potencial comercial de las películas sonoras.

Los premios cinematográficos no eran nada nuevo, pues el National Board of Review los llevaba concediendo con carácter anual desde 1917. Pero lo cierto es que, desde la cena inaugural en Hollywood Roosevelt Hotel el 16 de mayo de 1929, los Oscars capturaron la imaginación del gran público, de los medios y de la comunidad cinematográfica, en gran medida porque los otorgaban colegas de la profesión.

Este aspecto sin duda ha seguido influyendo en el gran atractivo que siguen teniendo estos premios. La ceremonia se televisa actualmente en directo en más de 200 países de todo el mundo. Tal ha sido su influencia internacional que han propiciado la creación de premios semejantes, como los BAFTA en Gran Bretaña, los César en Francia, los Premios Cinematográficos Nacionales de la India y los Gallos de Oro de China.

¿la verdad de los premios oscar?

Desde el comienzo, la nominación de una película a los Oscar mejoraba sus perspectivas de taquilla, y los estudios rápidamente apostaron por fórmulas susceptibles de recibir votos. Las películas con medios más lujosos de producción, un sentido histórico o cultural significativo, o una estrella que afrontara penalidades, discapacidad o prejuicios, solían dar en el clavo. Así, títulos con probabilidad de optar a los Oscar se retenían hasta las vacaciones invernales para que estuvieran más frescos en la mente del electorado de la AMPA.

Sin embargo, los veredictos de los miembros de la academia, de edad avanzada y muy convencionales, no siempre han alcanzado una aceptación universal. Figuras icónicas como Greta Garbo o Alfred Hitchcock fueron desdeñadas una y otra vez, mientras que otras, como Dudley Nichols [1936], George C. Scott [1970] o Marlon Brando [1973], rechazaron el premio. De hecho, a menudo el éxito en los Oscar ha supuesto más una maldición que una bendición, pues numerosos ganadores han tenido que esforzarse para estar a la altura de las nuevas expectativas.

Marlon-Brando

Marlon Brando aceptó su Oscar por “La ley del silencio” en 1954, pero rechazó el que le concedieron por “El Padrino” en 1972.

A menudo, los sentimientos y el cabildeo han contado más que la calidad genuina, y muchos Oscar se han dado en reconocimiento de una carrera entera en lugar de por un trabajo en una película específica. Las decisiones no han estado siempre a la altura, y se ha manifestado un lamentable chauvinismo al limitar el número de premios principales que se han otorgado a artistas “no blancos” o de habla no inglesa. Se ha constatado los prejuicios hacia la ciencia ficción, el terror y la comedia , géneros a los que se pasa invariablemente por alto en favor de medidas adaptaciones y encomiables dramas sociales.

Algunos comentaristas han expresado la preocupación de que los Oscar se arriesgan a perder su relevancia si se quedan varados en la cada vez mayor brecha que se está abriendo entre el tipo de películas valoradas por los críticos y las que ocupan los primeros puestos en la recaudación de taquilla. A lo largo de los años, han ido y venido categorías como la de dirección de baile, historia original o dirección de fotografía en blanco y negro, y puede que los premios de la Academia tengan que pasar por una revisión más drástica si quieren continuar reflejando y premiando lo mejor del arte, la ciencia y la industria del cine.

¿ya hicieron su pronóstico para los Oscar 2013?

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Comunicador Audiovisual. Docente algunas veces por semana. Donante de órganos y fundador de esta humilde comunidad. Las cosas personales las publico en www.bassofia.com

Leave A Reply