Jean-Luc Godard y las obligaciones del director.

2

godard1.jpgDesde que A bout de souffle se estrenó en el lejano 1959, snobs de todo el mundo han tomado a la figura de Jean-Luc Godard como ícono del cine. Si hasta en el derruido Teatro del liceo Enrique Molina, algún palurdo escribió el nombre del francés con plumón, porque ni siquiera le alcanzó para una lata de pintura en spray, para demostrar alguna superioridad intelectual bastante dudable.

Pese a esto, Godard es importante dentro de la historia del cine, si hasta su contemporáneo Francois Truffaut llegó a decir que “hay un cine antes de Godard y otro después de Godard”. Entonces, no nos queda más que poner atención a los Dichos del Director de esta semana.

“Me parece que un director tiene varias obligaciones, y me refiero tanto en el sentido profesional del término como en el sentido moral. Una de esas obligaciones es explorar, estar en un perpetuo estado de investigación. Otra es dejar que te asombren de vez en cuando.

Siempre estoy deseando ver una película que me emocione enormemente, y de la que no pueda sentirme celoso de ninguna manera porque sea bella, me encantan las películas bellas. Una película que me abrume, que me obligue a examinar de nuevo mi trabajo, porque lo que me está diciendo es: “Esto es mejor que lo que tú haces, así que intenta mejorar”.

En la época de la Nouvelle Vague, pasábamos tiempo comentado las películas de otros. Y recuerdo que cuando vimos Hiroshima Mon amour, de Alain Resnais, nos quedamos estupefactos. Pensábamos que lo habíamos descubierto todo y, de repente, nos encontramos ante algo que se había hecho sin nosotros, sin nuestro conocimiento, que nos emocionó profundamente. Fue como si los soviéticos, en 1917, hubieran descubierto que otro país tenía una revolución comunista que funcionaba tan bien como la suya, ¡o incluso mejor! Imagina cómo se habrían sentido…

En cuanto a la tercera obligación del director, creo que es, sencillamente, reflexionar sobre por qué hace cada película y no darse por satisfecho con la primera respuesta. Empecé a hacer películas porque era algo vital; no podía hacer otra cosa. Pero cuando veo muchas películas hoy en día, tengo la sensación que el director podría haber hecho cualquier otro trabajo sin problemas. Me parece que ellos creen que están haciendo lo que dicen que están haciendo, pero, en realidad, no lo hacen. Creen que han hecho una película sobre algo, pero no es así.

Existen dos niveles de contenido en una película: el visible y el invisible. Lo que pones delante de la cámara es lo visible; y, si no hay nada más, es que estás haciendo un telefilme. Las películas de verdad, en mi opinión, son las que tienen algo invisible, que puede verse -o discernirse- a través de la parte visible y únicamente porque la parte visible se ha dispuesto de una determinada manera. En cierto sentido, lo visible es un poco como un filtro que, cuando se coloca en un cierto ángulo, permite que traspasen determinados rayos de luz y permite ver lo invisible.

Demasiados directores de hoy en día no van más allá del nivel visible. Deberían plantearse más preguntas. O deberían preguntárselas los críticos. Pero no después de que las películas estén terminadas, como se hace en la actualidad. No, es demasiado tarde. Tienes que plantearte las preguntas antes de que esté hecha la película y debes planteártelas igual que un oficial de policía interroga a un sospechoso: cualquier cosa que no llegue a esto no vale la pena.”

Dichos del director es algo que escribo de1 sde la soledad de mi habitación, cada lunes para la comunidad de Editando. Por una internet con cultura cinéfila, agradezco sus comentarios 😀

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Personaje translumínico, hiperbóreo y superfluo. Pasa su tiempo entre el aprendizaje, la enseñanza y la lectura, literaria y Audiovisual. Experto haciendo panqueques.

2 comentarios

  1. Gracias más que nada a Laurent Tirard, por que esté es un extracto de la entrevista que le realizó Tirard a Godard y que publicó en el Libro “Lecciones de Cine” de la editora Paidós

Leave A Reply