5 Documentales que ya deberían haber visto.

1

Un panorama que pueden tener durante este fin de semana, está siendo muy largo en Chile por los feriados, es dedicar alguna parte de vuestro valioso tiempo, no solo a beber en exceso, disfrutar de un día agradable bajo el sol, si es que esta primavera menstrual lo permite, sino que también pueden ver algunas películas.

Como nosotros, que aparte de beber en exceso y disfrutar del sol, que por lo menos estos días ha acompañado a la bella Concepción, veremos algunas películas. Y por eso queremos recomendarles, en este caso documentales, que quizás no sean las más recordadas dentro del género pero que vienen muy bien para este momento de relajo.

foto_0820110201183351.jpg

Anvil

A mediados de los ’80 Anvil estaba destinada al Olimpo musical, sus contemporáneos consideraban a la banda dentro los más grandes y nada de eso se cumplió. El grupo pasó al olvido pese a que seguían tocando sin descanso, siempre en busca de conseguir el ansiado reconocimiento internacional.

El documental, dirigido por Sacha Gervasi nos muestra como Steve “Lips” Kudlow y Robb Reiner, siguen intentando mantener su sueño con vida, pese a que nada se les hará fácil, tendrán que tocar en bares cochambrosos cuyos dueños no querrán pagarles y demostrar que aún ‘se la pueden’. Porque lo que importa es seguir tocando.

Cuando se estrenó este documental [2008] se discutía bastante sobre si este se reía o no de sus protagonistas debido a que la obcecación de ellos por seguir con un sueño juvenil casi imposible ya de cumplir, pero en el fondo no es más que la historia de dos sujetos que no pueden dejar de ser amigos.

Un hombre aparte

Hay un personaje dentro de la comarca audiovisual penquista que ama este documental realizado por Iván Osnovikoff y Bettina Perut, citándolo cada vez que puede y dejándolo como ejemplo al cual debe aspirar un estudiante audiovisual que desea hacer documentales.

Razón no le falta a este personaje, porque Un Hombre Aparte es de los mejores trabajos realizados por Perut y Osnovikoff, quienes supieron ver en Ricardo Liaño una voz que merecía ser escuchada, porque aunque su mensaje sea incoherente y apartado de la realidad y sólo él crea en si, es una fábula del abandono, algo que en Chile pasa mucho, demasiado.

No es que Liaño merezca nuestra compasión, es un sujeto engreído que no sabe reconocer la miseria en la que vive, quizás por su propia locura, pero nos permite ver el lado oscuro del ser humano, que cada uno tenemos.

Esperando por Superman

Ahora nos ponemos más serios, porque aunque pueda parecer lo contrario, Esperando por Superman no es un documental que hable sobre el último hijo de Kriptón.

Estamos ante un trabajo que nos cuenta cómo es la realidad de la educación norteamericana, donde un sistema obsoleto se ha convertido en una piedra de tope para millares de niños que no pueden acceder a una educación digna y de calidad porque la que sí tiene excelencia, no está disponible para todos. ¿Les suena familiar?

Así es como vamos conociendo las falencias del sistema, donde los profesores no pueden ser despedidos o cómo las escuelas públicas terminan convirtiéndose en fábricas de fracaso y cómo los padres y estudiantes que quieren una mejor educación tienen que postular a una lotería para poder acceder a ella.

Es a través de estos estudiantes, cinco niños de diversas edades, que vamos conociendo lo bueno, lo malo, y lo muy malo de la educación, y quizás con ellos pican la cebolla muy finita, pero nos deja claro cómo debe ser el tener que vivir dicha situación.

Un recorrido personal por el cine norteamericano junto a Martin Scorsese

Un lado no tan conocido de Martin Scorsese es su labor como documentalista. Así es como tiene varias realizaciones, como el documental de Bob Dylan, No Direction Home o el dedicado a la figura de la escritora Fran Lebowitz, quien tiene un tremendo problema de bloqueo de escritor, en Public Speaking.

Dentro de esta faceta de Scorsese está el monumental trabajo que es Un recorrido personal por el cine norteamericano, donde como bien dice su título vamos conociendo la historia del cine del país del norte acompañados por el bueno de Martin, quien no solo hace las veces de narrador del documental sino que también nos muestra su faceta de fan al contarnos cómo fueron estas las películas que lo fascinaron en su infancia y adolescencia y sirvieron de germen para su posterior carrera cinematográfica.

Para ver este documental hay que ser valiente. Tiene la no despreciable duración de casi cuatro horas. Pero vale absolutamente la pena.

Operación Luna

El documental favorito de Salfate. Tras una acabada investigación por parte de su director William Karel, develó que Stanley Kubrick, como dice la teoría conspirativa, el encargado de filmar la llegada del hombre a la luna en 1969. El documental incluye entrevistas a personalidades como los secretarios de Defensa y Estado Donald Rumsfeld y Henry Kissinger, el entonces director de la CIA Richard Helms, el astronauta Buzz Aldrin y la propia viuda del director, Christiane Kubrick.

Véanlo. Después de verlo vuelvan a esta entrada y cuéntenos que les pareció 😀

Así que ahí se las dejamos, estimados lectores de Editando, esperamos sus opiniones en los comentarios y si quieren pueden ir recomendando más documentales para ir viendo estos días.

Documentales, Comparte tu favorito!

Saludos.-

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Personaje translumínico, hiperbóreo y superfluo. Pasa su tiempo entre el aprendizaje, la enseñanza y la lectura, literaria y Audiovisual. Experto haciendo panqueques.

1 comentario

Leave A Reply