Publicidad Chilena, Creatividad v/s Seguridad

7

Estoy a punto de meterme en un tema que obviamente, como comunicador audiovisual quizás no es mi fuerte, pero intentaré que el presente texto sea más bien un punto de vista desde la tribuna del espectador. Si usted es publicista avezado o lleva años en el rubro, por favor no deje de opinar en los comentarios.

Sucede que hace unos días publicamos en nuestro blog audiovisual una entrada en que les mostrábamos cómo la agencia a cargo de la marca Paris plagiaba copiaba íntegramente un comercial europeo para la campaña bicentenario.

Lo anterior y algunos comentarios en la entrada me hizo pensar, ¿dónde está el problema? ¿Está en las agencias cada vez menos creativas o en el cliente cada vez más inseguro y que sólo paga aquellas campañas probadas y seguras? Sigue leyendo a ver a qué conclusión llegamos.

comerciales.png

Dicen las malas lenguas que la publicidad pasa por una especie de crisis. La que sería según lo que hemos visto una crisis de creatividad.

De hecho, hace unos días comenzamos a ver en televisión imágenes en donde se aprecia una escalera con un tremendo piano. Vía Twitter ya nos soplaron que se trataría de una instalación en alguna estación de metro y financiada por la marca Bonella.

Inmediatamente eché el tape mental hacia atrás y recordé que en el mes de diciembre Luis [uno de nuestros publicadores tras las sombras] agregó el siguiente video en la entrada, The Fun Theory, cambia nuestras vidas.

Y entonces después de todo esto, ¿cómo esperan que uno defienda a los publicistas nacionales?

Ahora bien, hay dos cosas que podrían ir en ayuda de quienes realizan estas campañas, la primera es que las agencias a cargo no estén lideradas por Chilenos [sin perjuicio de que alguno sea parte del equipo] sino por Argentinos, que bien sabemos hay más de una operando en el mercado y son referente a la hora de hablar de publicidad.

Esto liberaría de responsabilidad a los ya tan vilipendiados publicistas Chilenos, quienes no tendrían más remedio que acatar órdenes.

Y la segunda es la poca capacidad de quienes deciden en nombre de las marcas, de aventurarse por una campaña creativa y quizás nunca antes vista en la publicidad nacional, pero por lo mismo, con un alto nivel de riesgo, mismo que no estarían dispuestos a asumir.

Prueba de ello, para los escépticos que nunca faltan, es que la tienda por departamentos falabella ha resucitado un comercial pensado para el día de la madre, protagonizado por Miguel Bose que data exactamente desde hace 2 años. Sí, leyó bien dos años, cuando ese tipo de comerciales “emo” y con recitado incluido era el último grito de la moda.

Lo bueno que tenía esa campaña, como muy bien lo cita Stark en su twitter, es que por ningún lado decía feliz día mamá o algo por estilo, sólo Que Vivan las Mujeres.

Todo tiempo pasado fue mejor

Coincidente con todo lo anterior hace unos días leía en un blog nacional con cosas de mina [es mi vida ok?]una entrada que hablaba sobre lo bueno y recordadas que han sido algunas canciones compuestas específicamente para una determinada marca y campaña comercial.

Si dichas canciones lograron tal nivel de aceptación y posicionamiento en nuestras mentes, [porque para qué estamos con cosas, yo todavía me emociono al ver los antiguos comerciales de Soprole que generalmente vuelven a repasar en época de Teletón], ¿por qué cuesta tanto a las empresas arriesgarse a probar con algo similar?

Y vamos cayendo así en un círculo vicioso que al parecer, lejos de sacarnos del hoyo, hace caer a la publicidad nacional en un dilema más profundo.

Espero que los publicistas que a veces pasan por acá sin dejar huella, esta vez sí se pronuncien en esta entrada, que como dije al principio, está escrita desde la humilde tribuna que tiene un simple observador/consumidor como tantos otros hay en sus casas.

¿Y usted qué opina de la publicidad nacional?

Salu2

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Comunicador Audiovisual. Docente algunas veces por semana. Donante de órganos y fundador de esta humilde comunidad. Las cosas personales las publico en www.bassofia.com

7 comentarios

  1. Hoy dia quede con cara de asombro cuando vi en el 13 en la mañana como le hacian promocion a lo de bonella y los “genios” del 13 de fondo ponian el video original de Suecia vendiendo esto como “la gran novedad de santiago” o “algo innovador”, ¿innovador? ¡si ponian de fondo el original y estaban vendiendo la copia como algo nunca visto en chile!, en dos segundos, cai de espalda.

    ¿Como a su vez un canal de tv a su vez puede promocionar la copia como algo “innovador” si de fondo pones el original original y dices care palo que en el mundo no hay algo así? Mi reaccion fue digna de condorito, ¡Plop!

  2. Pingback: uberVU - social comments

  3. Alejandro Vargas on

    Es el miedo arriesgarse,(que es entendible porque se cuidan las lucas) pk creatividad existe de sobra. Pasa lo mismo en televisión, son pocos los programas innovadores ya k muxos formatos son comprados a productoras extranjeras, k son probados en otros lados del mundo… como se dice “Sandía Calada”. El punto está en que despues nos critican a todos los que trabajanmos en el medio de ser ” Poco creativos”.

  4. Lo que comenta Femontes me recuerda cuando los productores musicales se obsesionan en que su artista suene igual a otro. En estos casos el ingeniero recurre a prácticas persuasivas para hacerle creer al productor que le está haciendo caso, pero realmente no lo hace, ya que hace su pega sin copiar.

    Saludos

  5. Femontes

    Punto a favor entonces para los publicistas… aunque claro viene un poco de cerca la recomendación, pero imagino que no deja de ser cierto, después de todo nos pasa también a los audiovisuales, a los diseñadores y en fin… a todos los que trabajan para clientes.
    Veremos como evolucionan los comentarios de aquí en adelante.

  6. esta muy bien hermano, la verdad es que existen grandes creadores chilenos en publicidad (http://www.salamagica.com/) que trabajan directamente con campañas a nivel continental, el problema no son los creativos ni las agencias sino los dueños de las marcas, osea los clientes los que quieren promocionar sus productos, que sin tener un poco de gusto elijen y desmiembran la campaña original en un bodrio que a ellos (los gerentes, los del billete)les acomode, puede crearse la campaña mas creativa y persuasiva, pero finalmente es el dueño de la marca el que toma la decisión.

Leave A Reply