Relación entre luz y exposición

0
Hace unos días les contaba de un artículo que encontré en la red, en donde debatían sobre los números F, unos porque eran fórmulas matemáticas, otros porque los medían sólo a impresión. Para aclarar un poco el debate, es que hoy les dejo un extracto del texto “Estrategia de Luz“, del ingeniero y fotógrafo Español, Francisco Bernal Rosso.



Entre la iluminación de una escena y el ajuste de cámara para fotografiarla no existe una relación matemática real. Todas las formas de relacionarlas, esto es, todas las “fórmulas matemáticas” que hagamos están fuertemente filtradas por aquello que consideramos “una fotografía correcta”. Por ejemplo:

Muchos fabricantes de cámaras de vídeo presumen de que sus cámaras funcionan con 5 o con 7 lux.

¿Pero que significa esto?

Para empezar recordemos que los lux dicen muy poco sobre las cosas. El efecto en el ojo no es de la luz que pongamos en la escena (los lux) sino de la luz que reflejan los objetos (el brillo, los apostilbs). Eso de que el ojo ve de 0’1 lux a 100000 lux es una trola [En Chileno: Engaño, Falsedad, Mentira].

El ojo ve la luz que llega a él y esta es la que arroja el brillo de la escena. Los 5 lux de la cámara de vídeo no nos dicen nada ya que es un valor umbral a partir del cual el sensor de vídeo comienza a tener corriente eléctrica, lo que equivale, fotográficamente hablando, al momento en que la película empieza a enterarse de que hay “algo” iluminando. Es decir, ese primer vestigio de foto a la que, normalmente, llamamos “una foto muy subexpuesta”.

¿Cual es la exposición adecuada?

Si tengo un objeto gris el que lo reproduzca blanco o negro sólo depende de la exposición que yo de, no de la luz que lo ilumina. ¿La exposición correcta es aquella en la que la imagen del objeto tiene unas características de brillo similares a las del objeto?, Osea que si usted fotografía una cosa de reflectancia 18%, su imagen también tiene que tener un 18%.

Esta idea es atractiva pero los objetos de tonos alejados del que estamos midiendo se reproducen de diferente forma. Es decir, si nos vamos a por un gris en concreto, quizás consigamos reproducirlo igual pero los grises más claros seguramente se harán aún más claros y los más oscuros se reproducirán más oscuros. O lo que es peor: lo contrario, dependiendo del material en concreto usado.

Nosotros no vamos definir que es la exposición correcta. Simplemente vamos a considerar que la exposición «adecuada» es la que obtiene una densidad de apariencia adecuada para el ojo experto del lector. Es decir, que es la que da un tono considerado «correcto». Nótese que esto es mas un valor cultural que una definición científica.

Queda entonces abierto el debate.

Salu2

Voy a compartir esto!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0Share on Tumblr0Print this pageEmail this to someone

Escribió este post

Comunicador Audiovisual. Docente algunas veces por semana. Donante de órganos y fundador de esta humilde comunidad. Las cosas personales las publico en www.bassofia.com

Leave A Reply